Chacón anuncia medidas contra el acoso inmobiliario

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, anunció ayer que su departamento negocia con los ayuntamientos medidas de apoyo para las víctimas del acoso inmobiliario. Los que sufren este tipo de prácticas son inquilinos, generalmente mayores y con escasos recursos, a los que el propietario les hace la vida imposible para forzarlos a abandonar el inmueble. Los conocidos tradicionalmente como asustaviejas.


La asistencia que planea Chacón, todavía en fase preliminar, incluye la asistencia social y jurídica gratuita a los que sufren la presión de los asustaviejas. A pesar de considerar que se trata de una práctica "muy minoritaria", Chacón aseguró que el acoso "está produciendo en demasiados casos daños a personas mayores y con pocos recursos, y de paso está dañando la reputación del sector". La ministra dijo estas palabras en la inauguración del XXVI coloquio que organiza la Asociación de Promotores Constructores (APCE).

Expediente gubernativo
El presidente de la APCE, Guillermo Chicote, no pareció muy entusiasmado con el anuncio de la ministra. "Este problema tiene una solución muy clara. Ya se lo dije a la anterior ministra, pero la señora Trujillo nunca la quiso escuchar. Existe una figura muy útil procedente del franquismo, que es el expediente gubernativo", dijo Chicote. Este mecanismo está pensado para fincas en condiciones precarias, cuyo propietario se plantea la rehabilitación o el derribo.

"La Delegación del Gobierno se ocuparía de confirmar las condiciones precarias, en cuyo caso procedería al desalojo con cargo a la empresa que lo va a realizar. Más tarde, los inquilinos vuelven con total garantía, tanto para ellos como para la empresa", aseguró Chicote, que apostó por "vehículos legales, cómodos y prácticos" para solucionar problemas que son "inadmisibles en una sociedad moderna".

En el coloquio organizado por los constructores, los responsables de los servicios de estudios del BBVA y de la Caixa Catalunya calificaron la actual crisis inmobiliaria como un ajuste gradual y necesario. Uno de los aspectos que señaló la caja fue el incremento de la morosidad en las hipotecas. "De una tasa que está a punto de llegar al 1% podemos llegar en un par de años a porcentajes del 2,2%", afirmó el economista de Caixa Catalunya.

Fuente: El pais.es

No hay comentarios: