La crisis inmobiliaria golpea a la promotora vasca Ereaga

ALa firma, con una deuda de 160 millones, suspende pagos. Fuente: El País

El grupo inmobiliario Ereaga, con sede en Getxo (Vizcaya) y formado por 18 sociedades que operan como constructoras y promotoras en el País Vasco, Madrid, Valladolid, Murcia, Alicante y Cantabria, ha suspendido pagos al no poder hacer frente a unas deudas que ascienden a 160 millones de euros. El Juzgado de lo Mercantil número uno de Bilbao ya ha comunicado la aceptación del concurso voluntario de acreedores, solicitado por el empresario Josu Jon Susaeta, y el nombramiento de los administradores, entre los que está la Diputación de Vizcaya como acreedor.

* Presencia en cinco comunidades

La noticia en otros webs

* webs en español
* en otros idiomas

La promotora Ereaga es la primera gran víctima en Euskadi del cambio del ciclo inmobiliario, que ya anticipó Astroc en abril y llevó a la firma valenciana Llanera a presentar también suspensión de pagos en octubre. Grandes grupos, como Hábitat o Colonial, han tenido que renegociar su deuda, y, otros, como Reyal Urbis o Inbesós, han cerrado septiembre con pérdidas.

Fuentes del sector explicaron que el efecto combinado del parón de las ventas y la dificultad para lograr nuevos créditos ha hecho que el holding inmobiliario Ereaga, cuya sociedad cabecera, es Caserío Aitzgoyen, SL, no haya podido pagar a sus acreedores.
Grupo familiar

El grupo es una empresa constituida por la familia Susaeta en 1977 a partir de dos pequeñas fábricas de ladrillos en Vizcaya. El administrador único del holding y todas las sociedades es Josu Jon Susaeta, que no contestó a las preguntas de este periódico para conocer si con el convenio de acreedores se pretende dar continuidad a las sociedades concursadas o si la intención es liquidarlas.

El juzgado, cuyo titular es Edmundo Rodríguez Achutegui ha ordenado la inscripción de la declaración del concurso en los registros mercantiles de Vizcaya, Madrid y Valladolid; y además, de forma preventiva, en registros de la propiedad de Vizcaya, Cantabria, Alicante y Murcia.

En su declaración de insolvencia el grupo justifica que no puede hacer frente a unas obligaciones económicas (pasivo) que asciende a 160 millones de euros entre todas las sociedades de la empresa.

El cambio de ciclo económico, acelerado por la crisis de las subprimes estadounidenses, ha golpeado en el sector inmobiliario. Como lo habitual hasta hace un año era vender todas las promociones en plano, las empresas constructoras pedían créditos a corto plazo. Los bancos y cajas, según fuentes del sector, han endurecido las condiciones para refinanciar a largo plazo los créditos a corto, una situación que ha ahogado a Ereaga.

El primer efecto de la crisis del sector en Euskadi fue el parón de las ventas de pisos; después, el cierre de numerosas agencias inmobiliarias, sobre todo en Vitoria, y ahora parece llegarles el turno a las promotoras.

1 comentario:

Rafael del Barco Carreras dijo...

HIPOTECAS BASURA

Y LA GARANTÍA SUPLETORIA



Rafael del Barco Carreras



Las políticas sociales, prometidas por Zapatero, deberán incluir albergues de aplicarse la Ley Hipotecaria si el precio del piso desciende por debajo del 20% de la tasación hipotecada. ¿Pero alguien puede y debe aportar más garantías que el piso que pagará durante 20 o 30 años?

Recuerdo mis años de promotor, y de cuando en 1983 recién salido de la Modelo, rebuscando para subsistir, me presento a la CAIXA reclamando unos saldos, dos o tres millones, retenidos doce años antes por unas hipotecas. 400.000 pesetas a doce años sobre pisos valor de venta entre 900 mil y 1.000.000 de pesetas. Los 70. Me costó que me devolvieran los saldos, alegaban que se quedaron con pisos por el valor de la hipoteca, y gastos adicionales. Que me trataran de uno de los gansters del Consorcio de la Zona Franca, precisamente la Caixa con implicación en el tema por pagos en negro en la concesión de 5.000 millones al Consorcio, y yo mismo había pagado el 3% por las hipotecas a mis promociones, solo me hirió hasta el momento del cobro, después de reclamar por escrito al Banco de España. Pisos en San Andrés de la Barca, La Solana del Llobregat, que hace doce o trece años rondaban los 20.000.000 y que no me extrañaría que las últimas operaciones se hicieran por no menos de 30.000.000 de pesetas.

¡Qué tiempos! 100 mil pesetas de entrada, 400 mil de hipoteca a doce años, y el resto en tres, cuatro y cinco años plazo. Recuerdo que los albañiles ganaban de 8 a 10 mil pesetas a la semana. Quienes pasen por San Andrés de la Barca, y otras promociones de mi “grupo”, admirarán la relación calidad precio.

Hace tiempo que oí de operaciones hipotecarias de disparate, pero hace más tiempo que nada me extraña. La banca que estudié en el Instituto Bancario, 1957 al 61, y mis años de oficio y de promotor, nada tenían que ver con la genialidad con que desde hace unos veinte años se enriquecen quienes pululan por la financiación y promoción de viviendas y obras. Lo de BASURA, aplicado a la Bolsa de los últimos noventa, y hace poco a las HIPOTECAS, ¡de USA, claro!, me advirtió que aquí, en ESPAÑA, se abriría el melón. Y así es.

De la SIMPLE CORRUPCIÓN, de aquel 3% en negro, ver www.lagrancorrupcion.com, se pasó a las HIPOTECAS BASURA. Y de recalificar un terreno que incidiría en el precio de la vivienda en un 10%, a pasados los años, en lo que llaman DEMOCRACIA, a cargarse un 30% y 40%. Una modesta vivienda de 30 millones de pesetas conlleva no menos de 10 millones de corrupción-basura financiados y pagados antes de iniciarse la obra. Al alimón políticos municipales y financieros funcionarios de Cajas y Bancos, y por alzada, provinciales y hasta nacionales. Y de aquel 1.000.000 de precio de venta se alcanzará las actuales astronómicas cifras. Si el supuesto comprador albañil de entonces tardaba en pagar su piso un máximo de entre cinco y diez años con el 25% de sus ingresos, ahora en el mejor de los casos con el 50%, y de 20 a 30 años.

Esa basura que sobra de la diferencia entre Hipoteca y valor real del piso es la corrupción engordada hasta límites insostenibles, y ya no hay nómina que resista esa presión, por lo tanto no hay compradores, y ni dinero en el SISTEMA para seguir esa infame rueda. Crisis en la construcción, paro, impagados, e HIPOTECAS BASURA.

Diría se avecinan unas “remodelaciones de activos”, en mayoritariamente cajas de ahorros, que las quiebras bancarias de los 70 y 80, o las absorciones reduciendo el panorama bancario en prácticamente dos, BBVA y BSCH, serán un juego de niños, y la inflación, que en la Historia Financiera de España ha enjuagado toda crisis, veremos esta vez con el Euro por donde revienta.