El mercado de la construcción seguirá bajando en los próximos meses

El proceso de desaceleración de la actividad en la construcción se continuará en los próximos meses, a juzgar por los indicadores adelantados, según indica el Ministerio de Economía y Hacienda en el último 'Síntesis de Información Económica'.

El departamento de Pedro Solbes señala que la superficie a construir en viviendas de obra nueva prolongó el pasado octubre la senda de descensos iniciada en mayo, aunque moderó la magnitud de su caída (-27,7% frente a -64,2% en septiembre), cerrando los diez primeros meses de 2007 con un retroceso medio anual del 21,8%.

Este descenso, subraya Economía, está motivado principalmente por la "fuerte" caída del componente residencial (-24,3%) y por el descenso, más moderado, del no residencial (-6%), si bien estas cifras están distorsionadas a la baja por la entrada en vigor en 2006 del Código Técnico de Edificación.

De esta forma, el Ministerio de Economía apunta que la construcción continúa registrando una "pérdida de dinamismo" de la actividad, que se observa también en el consumo aparente de cemento o en la inversión en construcción, cuyo proceso de "desaceleración gradual" continúa observándose principalmente en el sector residencial, como consecuencia de los "elevados" precios de la vivienda y del endurecimiento de las condiciones financieras.

Suave ralentización' de la economía

Como consecuencia de la desaceleración de la construcción y de la demanda interna, el departamento de Pedro Solbes apunta que la economía española ha proseguido en la última parte de 2007 su "suave ralentización", proceso "coherente" con el grado de madurez alcanzado por la fase alcista del ciclo económico, enmarcado en una moderación de la zona euro y una mayor restricción crediticia motivada por las turbulencias financieras internacionales.

"La información coyuntural disponible apunta a la continuidad de la moderación de la pujanza de la demanda nacional y de la contribución menos negativa de la demanda externa al avance del PIB, lo que se traduce en una mejora en la composición del crecimiento", subraya Economía.

Entre los componentes de la demanda nacional, el Ministerio comenta que se aprecia un "menor dinamismo" en el gasto en consumo de los hogares y, sobre todo, en la inversión en vivienda, que está perdiendo peso relativo frente a la inversión en equipo, cuyos últimos datos arrojan un "balance favorable".

En cuanto al consumo privado, Economía afirma que la confianza de los consumidores ha prolongado en los últimos meses de 2007 la tendencia de caídas consecutivas iniciada en agosto debido, en gran medida, a las significativas alzas que han tenido lugar en los precios de la energía y los alimentos, así como los episodios de turbulencias financieras internacionales.
Cae la rentabilidad de la deuda pública

Finalmente, señala que en las condiciones de "incertidumbre" y "aversión" al riesgo vividas por los mercados financieros a partir de la crisis hipotecaria de Estados Unidos del pasado verano, la deuda pública se ha convertido en un "activo refugio". De esta forma, el aumento de su demanda, especialmente intensa en los plazos más cortos, se ha traducido en sensibles descensos de sus rentabilidades durante la mayor parte del segundo semestre de 2007.

En el mercado español, los rendimientos de los bonos a tres y diez años, que en la primera mitad de 2007 habían registrado una subida de 63 y 60 puntos básicos, respectivamente, descendieron 41 y 17 puntos en la segunda parte del año, hasta situarse al término de 2007 en el 4,09% y el 4,43%, respectivamente.

Fuente: El mundo/vivienda

No hay comentarios: