Euribor Enero, cierra con la mayor caída en 6 años

Buenas y malas noticias para los que cada mes pagan la hipoteca. El Euríbor, el índice al que está ligada la inmensa mayoría de préstamos para vivienda, caerá en enero como no lo había hecho desde octubre de 2001, hace más de seis años. Del 4,79% de diciembre pasado al 4,5%. Pero será mejor que los que cargan con su hipoteca como una losa contengan la alegría, porque esta caída no se va a traducir, todavía, en un ahorro. Porque el Euríbor de enero todavía estará por encima del registrado hace un año.

Será poco, pero a los que les toque la revisión en febrero y tengan un crédito medio -150.000 euros con un plazo de devolución de 25 años y con un diferencial del 0,5%- se dejarán unos 38 euros más de lo que hacían hasta ahora. Si la cuota mensual de hace un año era de 839 euros, el próximo mes pasará a ser de 877.

El Euríbor hipotecario que afecta a los créditos sobre inmuebles es la media aritmética del Euríbor a un año elaborado con los datos diarios de cada mes. Y a falta de los tres datos restantes hasta el 31 de enero, que modificarán en milésimas la cifra final, lo que queda claro es que enero ha pulverizado la tendencia apuntada en diciembre, cuando el temido índice alcanzó el máximo de los últimos siete años, y la cuota mensual media traspasó la barrera de los 900 euros.

Lo cierto es que el repunte de diciembre fue una anomalía. Una anomalía porque a pesar de que los tipos de interés oficiales permanecen estables en el 4% desde mediados del año pasado, el Euríbor se disparó en diciembre hasta rozar el 4,8%. Y porque, después de dos años de subidas consecutivas, todos los analistas consideraban que la caída de octubre era el comienzo de una tendencia bajista.

Pero las previsiones de los expertos se dieron de bruces con la crisis de liquidez. El Euríbor, que, no hay que olvidar, es el precio al que los bancos se prestan dinero entre sí, reaccionó de la misma forma que los banqueros: con miedo. Ante la falta de confianza, se disparó, y no actuó como dice la lógica: convergiendo hacia el 4% que marca el precio oficial del dinero. Además, se acercaba el fin de año, y los bancos querían mostrar unos balances anuales repletos de liquidez. La crisis desatada en EE UU por las hipotecas basura ha convertido el dinero contante y sonante en el bien más preciado, por lo que se disparó su demanda y con ella el precio al que los bancos se prestan el dinero entre sí. A mediados de diciembre, el BCE llegó a inyectar 350.000 millones en el sistema financiero para detener el repunte.

La cuestión ahora es, ¿hacia dónde evolucionará el índice que condiciona el presupuesto de millones de familias? El catedrático de Economía de la Universidad de Granada Santiago Carbó sugiere que lo lógico es que vaya hacia abajo, pero que la incertidumbre que todavía reina en los mercados no garantiza nada.

Todo el mundo entendió el discurso de la semana pasada del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, como una negativa a bajar los tipos de interés. Estas palabras no dan lugar a muchas alegrías para los que esperan una rebaja importante en el Euríbor. De hecho, los dos días siguientes a las palabras de Trichet (los pasados jueves y viernes) los tipos de interés interbancarios de la zona euro repuntaron. En cambio, ayer regresaron a la senda descendente seguida durante todo el mes.

"Tiene lógica que el BCE mantenga los tipos para luchar contra la inflación, que está desbocada. El Euríbor bajará algo, pero no tengo claro cuál es su suelo", apunta Carbó.

La única certeza es que, en el mejor de los casos, todavía habrá que esperar unos meses para que las familias se encuentren con que la renovación de su préstamo les trae la noticia que esperan: que este año la hipoteca será más barata que el anterior.

Fuente de la noticia: El pais seccion economia

No hay comentarios: