El arquitecto Oriol Bohígas i Guardiola, Premio Nacional de Arquitectura 2006

Otrogado por El ministerio de Vivienda por su gran aportación a la formación de la cultura arquitectónica. El catalán regoce el relevo de Matilde Ucelay y Santiago Calatrava
El arquitecto catalán Oriol Bohígas i Guardiola ha sido reconocido con el Premio Nacional de Arquitectura 2006 concedido por el Ministerio de Vivienda. Un premio que reconoce su dedicación a la formación de una cultura arquitectónica y urbanística en España y sus aportaciones al fomento de la calidad en esta materia.

En la anterior edición de 2005 resultó premiado el arquitecto Santiago Calatrava por su trayectoria como "creador universal", un trabajo reconocida tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Anteriormente, en 2004, el jurado valoró a la excepcional profesional Matilde Ucelay, la primera mujer titulada en Arquitectura en nuestro país, que, con sus trabajos, abrió camino en una disciplina, hasta entonces, dominada por hombres.

El jurado, presidido por la ministra de Vivienda, Carme Chacón y constituido por el presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, Carlos Hernández Pezzi, los arquitectos María Soledad Madridejos Fernández y Antonio Fernández Alba y diversos cargos ministeriales, ha valorado, en esta ocasión, la excepcional aportación y dedicación de Oriol Bohigas a la formación de una cultura arquitectónica y urbanística en España.

Trayectoria ligada al Mundo académico

Arquitecto y técnico diplomado en Urbanismo, nacido en Barcelona (1925), Oriol Bohigas, forma junto a Josep Martorell (1925) y David Mackay (1933) la asociación de arquitectos MBM. Profesor en la ETS de Arquitectura de Barcelona, en 1977 fue nombrado director. De 1975 a 1999 presidió la editorial Edicions 62; en 1980 fue designado delegado del área de urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona y en 1991 regidor de cultura.

Inspirador de la política urbanística llevada a cabo por el Ayuntamiento, su intervención ha sido decisiva en los proyectos desarrollados para los Juegos Olímpicos de 1992. Además, en el año 1999 se le entregó el premio Ciutat de Barcelona, también como reconocimiento a una vida unida a la arquitectura.

Noticia original y más información en El mundo.es/vivienda

No hay comentarios: