El FMI pronostica que la crisis inmobiliaria en Estados Unidos se agudizará aún más

Prevé que el precio de las casas caiga un 10% en 2008 en el país norteamericano. Este organismo dice que la vivienda ha sido el epicentro de un terremoto bursátil

El precio de la vivienda caerá un 10% este año en EEUU, lo que agravará una crisis inmobiliaria que sólo se compara con la sufrida durante la Gran Depresión, afirmado el economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Simon Johnson. Este organismo ve con pesimismo el sector inmobiliario estadounidense, que ha sido el epicentro de un terremoto que ha sacudido las bolsas de todo el mundo.

Los negocios en bienes raíces están agarrotados por la resaca de unos precios que subieron demasiado, un salto en la morosidad y un endurecimiento de las condiciones del crédito. El gran peligro para la mayor economía del mundo, según Johnson, es que la restricción actual del crédito hipotecario se contagie a otras áreas de la economía estadounidense y también agote el dinero disponible para préstamos para la compra de automóviles y para tarjetas de crédito, por ejemplo.

Esa contracción llevaría a una reducción fatal del consumo, que genera el 70% del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos. Los economistas han bautizado a esa espiral nefasta como el "desacelerador financiero" y está por verse aún si entrará en funcionamiento.

Lo que es seguro, a juicio del Fondo, es que la crisis del mercado inmobiliario aún no ha tocado fondo. "Hemos tenido en cuenta en nuestras previsiones una caída del 10% del precio de la vivienda este año", reveló Johnson. En 2007 el precio medio de las casas usadas bajó un 1,8% en Estados Unidos. Fue la primera vez que hubo una pérdida de valor anual desde la Gran Depresión de principios de los años 30, la mayor recesión mundial de la historia reciente, que sumió en la pobreza a ciudades enteras en Estados Unidos y provocó éxodos multitudinarios. Mientras, el precio de las viviendas nuevas ha caído un 17% desde principios del año pasado.

El peso muerto de los bienes raíces y las pérdidas de las instituciones financieras por sus inversiones hipotecarias han llevado al FMI a reducir en cuatro décimas su previsión de crecimiento de EEUU para este año, que dejó en el 1,5%. En el último trimestre de 2007 el PIB aumentó tan sólo un 0,6%, en términos anuales. La mayoría de los analistas colocan el riesgo de una recesión en el 50%, mientras una minoría cree que el país ya está inmerso en una contracción.

Las tribulaciones económicas también han pasado factura al dólar, que ha perdido valor frente a las monedas de libre flotación, especialmente el real brasileño, el yen japonés y el euro, según el FMI. Johnson pronosticó que continuará una "cierta" depreciación del dólar, pero en su tono apuntó a que el fin de esa tendencia podría estar cerca. "El dólar se ha depreciado y reconocemos eso, y hemos cambiado nuestras palabras" para reflejarlo, afirmó. En el pasado, los directivos del Fondo han sido más rotundos sobre la previsión de una bajada importante del billete verde.

Fuente original: El mundo.es

No hay comentarios: