Inmobiliarias Habitat y Colonial, ultimas horas para conocer su futuro...

Hoy es el día clave para el futuro de Inmobiliaria Colonial y de Habitat. El fondo Investment Corporation of Dubai (ICD) debe decidir hoy antes de las doce de la noche si lanza una OPA o no sobre Colonial y antes del mediodía será el turno de los acreedores de Habitat. En juego está que la inmobiliaria catalana entre o no en un proceso concursal o, lo que es lo mismo, en suspensión de pagos.

En el caso de Inmobiliaria Colonial, el problema número uno para ICD es cómo asumir la deuda de casi 9.000 millones de euros que arrastra el grupo presidido por Mariano Miguel. Las negociaciones con los bancos han sido intensas en los últimos días, sin que se haya cerrado un acuerdo. En círculos cercanos a los principales accionistas del grupo –Luis Portillo y Nozar- se asegura que Goldman Sachs es el que más condiciones ha puesto al acuerdo, algo que se niega desde el banco de negocios.

Goldman forma, junto a Eurohypo, Bank of Scotland y Calyon, el grupo de acreedores de Colonial. Las fuentes cercanas a los dos principales accionistas aseguran que la intención de ICD sigue siendo la de presentar hoy una oferta por Colonial y que el precio supere los dos euros. Sin embargo, las dificultades para financiar la operación pueden rebajar sustancialmente el precio definitivo. Colonial cerró ayer con un alza del 0,6% hasta los 1,7 euros por acción.

La principal duda es qué ocurriría si la oferta del fondo de Dubai no llega. Si los bancos acreedores tiran la toalla el grupo podría estar abocado a una suspensión de pagos, ya que los otros grupos que se han interesado por Colonial han expresado que a estas alturas el valor de Colonial no supera el euro por acción. Hoy a las 12 de la noche finaliza el plazo para que ICD diga la última palabra.

Más acuciante aún es la situación de Habitat. Hasta ayer a las tres de la tarde, los bancos acreedores no habían dado ningún paso para solucionar la situación desesperada del grupo que preside Bruno Figueres. Ni La Caixa –el principal acreedor- ni Ferrovial –dueño 20% del grupo y cuyo apoyo financiero se antoja fundamental- habían movido ficha en la tarde de ayer. De no hacerlo, el proceso concursal será un hecho.

Pero ahí no acaban los problemas de Bruno Figueres, que ha sufrido la acometida de los grupos inversores que entraron el capital tras al compra de Ferrovial Inmobiliaria. Es el caso de Dolores Ortega sobrina de el fundador de Zara, el abogado Emilio Cuatrecasas, la familia Castro (Hesperia), la familia Rodés y el presidente de Mango, Isak Andic, que se sienten engañados por la dirección de Habitat.

Fuente: Bolsa5.com

No hay comentarios: