La caída de la construcción y del consumo dejan la economía en el 3,8%

La economía española creció el año pasado una décima menos que en 2006 debido a la desaceleración de la demanda interna y de la construcción, que en el cuarto trimestre situó el crecimiento en el 3,5%, según el avance de datos de la Contabilidad Nacional, publicados por el Instituto Nacional de Estadística.


Según el INE, de octubre a diciembre, la economía española atenuó su ritmo de avance tres décimas, debido a la ralentización de la demanda nacional que sólo fue parcialmente compensada por una aportación menos negativa del sector exterior.

La evolución trimestral del PIB fue del 0,8%, una décima más que la registrada entre julio y septiembre.

Estos datos confirman la debilidad del crecimiento que, a lo largo de 2007 ha ido perdiendo fuelle trimestre tras trimestre. Así del 4,1% del Producto Interior Bruto (PIB) con el que se arrancó el año se ha terminado en el 3,5%.

En 2008, por debajo del 3%
Para este ejercicio, las previsiones no son nada halagüeñas. Gobierno, instituciones económicas y entidades financieras advierten de que el crecimiento estará en 2008 por debajo de la barrera psicológica del 3%. El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes ya ha tenido que reconocer que la economía crecerá ligeramente por debajo de esa cifra.

La semana pasada, un informe de La Caixa ponía de manifiesto que en el primer trimestre, el PIB se situará en el 2,9% y en el segundo, en el 2,3%.

No hay comentarios: