Realia cerró el pasado ejercicio con un descenso en el beneficio neto del 12,7% respecto a 2006

Realia cerró el pasado ejercicio con un beneficio neto de 140,4 millones de euros, lo que supone un descenso del 12,7% respecto a 2006, comunicó hoy la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el último trimestre de 2006, la compañía revirtió una provisión por el edificio Diagonal Sarriá en Barcelona por importe de 28,1 millones de euros, lo que tuvo un impacto positivo en su resultado de ese año de 18,3 millones de euros.


Los ingresos totales en 2007 se incrementaron un 1,1%, hasta los 813 millones de euros, gracias al aumento del volumen de rentas de alquileres y de la venta del suelo, que avanzaron el 35% (155 millones de euros) y el 57,5% (285 millones de euros), respectivamente. El resultado bruto de explotación (EBITDA) se situó en 366,2 millones de euros, un 24,4% más que en 2006.

Los ingresos por promociones cayeron en 2007 un 29,4% en relación al ejercicio anterior, debido a la ralentización del mercado residencial que continúa afectando las ventas de viviendas, por lo que Realia sigue reduciendo el peso del negocio de promoción residencial con un menor número de promociones iniciadas y una importante desinversión de la cartera de suelo.

Además, Realia redujo un 60,6% sus preventas el pasado año (compromisos de venta que no se facturan hasta la entrega de la vivienda), hasta situarlas en 138,7 millones de euros, con lo que a cierre del ejercicio contaba con una cartera de compromisos de venta sin cerrar en firme por 334,2 millones, un 35,6% menos que en 2006. En número de unidades, las preventas cayeron un 62,3%.

El fuerte incremento de las rentas se debió fundamentalmente a la compra de la empresa francesa SIIC de París en mayo de 2006 y al buen comportamiento del mercado de oficinas en Madrid y la capital francesa. Las rentas por alquileres representaron el 87,5% del total, con un peso equilibrado entre ambas ciudades. En 2007, Realia vendió a varios grupos empresariales un 15% de su filial gala, con el objetivo de reducir la participación por debajo del 60% antes del 1 de enero de 2009 para cumplir con la nueva normativa francesa.

El ratio de endeudamiento de la compañía se situó, a diciembre de 2007, en el 31%, con una estructura financiera "sólida", gracias al préstamo sindicado firmado en junio por un importe total de 1.632 millones de euros, con un vencimiento de 10 años.

La cartera de activos de la inmobiliaria tiene un valor de 6.342 millones de euros, un 0,7% inferior que en diciembre de 2006, destacando el incremento del área patrimonial, que ya supone el 53% del valor de los activos frente al 47% del negocio residencial.

Fuente: Bolsa5

No hay comentarios: