Colonial se desploma en Bolsa tras la retirada de la oferta del fondo dubaití

Colonial puede convertirse en la mayor víctima de la crisis inmobiliaria, dejando pequeñas las anteriores quiebras de las valencianas Astroc y Llanera. La cotización de la empresa se derrumbó en la sesión del jueves tras la retirada de la oferta del fondo Investment Corporation of Dubai (ICD) para adquirir la empresa. La acción cayó un 23,5% y cerró a 0,78 euros, un mínimo histórico, y menos de una quinta parte de lo que valía hace un año.

La inmobiliaria se enfrenta ahora a una carrera contrarreloj para encontrar un nuevo comprador, porque los bancos acreedores de la inmobiliaria, con los que suscribió un crédito sindicado por 6.300 millones de euros, le apremian y, si no surge esa oferta, pueden dejar que la compañía entre en concurso de acreedores (la antigua suspensión de pagos).

Han sido esos bancos (Goldman Sachs, Royal Bank of Scotland, Eurohypo y Calyon, entre otros) los que han dado al traste con la oferta de ICD, al negarse a refinanciar la deuda tal y como exigía el fondo de Dubai para concretar su propuesta.

La pelota también está en otro alero: el de los accionistas mayoritarios. Luis Portillo, que controla el 34% del capital, y la familia Nozaleda, con el 12,25%, tienen que convencer a los bancos que les prestaron el dinero para comprar los títulos de la inmobiliaria de que liberen las acciones que presentaron como garantía y que devuelvan el dinero. Y cuanto menos valen los títulos menos posibilidades tienen de conseguir ese acuerdo.

Y en medio de bancos y accionistas, los gestores de la empresa están de invitados de piedra intentando llevar al día a día de la empresa. El consejo de administración fue el único que dio luz verde a la oferta de ICD, que preveía la adquisición de la división patrimonial de la empresa por 1.900 millones de euros, con la consiguiente escisión de la compañía, cuyo negocio de promoción y suelo se hubiera quedado en manos de los actuales accionistas.

Algunos analistas piensan que ICD está jugando al ratón y al gato con bancos y accionistas de Colonial, buscando mejorar las condiciones de adquisición. De hecho, en el comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el fondo dubaití dejaba la puerta abierta a una posible renegociación al señalar que "si existiera alguna posibilidad más allá de los términos previstos de alcanzar un acuerdo en relación con Colonial, consideraría dicha posibilidad y así lo comunicaría oportunamente al mercado". ICD ya llegó a un principio de acuerdo con Portillo y Nozar a finales de enero que luego no se materializó.

Otras fuentes apuntan a que la mejor solución sería buscar una oferta complementaria de otro grupo, en el que estarían implicados inversores nacionales.

Fuente: El pais.com

No hay comentarios: