Comprar casa, Uno de cada cuatro españoles de 26 a 45 años cree que nunca podrá

Uno de cada cuatro españoles de entre 26 y 45 años cree que nunca podrá comprarse una vivienda mientras que dos de cada cuatro esperan hacerlo en los próximos tres años, según un informe presentado hoy por la filial española del banco alemán Deutsche Bank.

En el caso de los jóvenes de entre 26 y 35 años, casi tres de cada cuatro creen que las condiciones actuales para adquirir una vivienda son "inaccesibles".


En ese rango de edad, tres de cada diez personas viven en casa de sus padres.

La compra de la vivienda es la prioridad de los españoles de 26 a 45 años, ya que un 60% querría adquirirla ahora (un 10% más se lo está planteando), frente a un 26% que preferiría irse de viaje o un 14% que optaría por la compra de un coche.

Los tipos de interés y las exigencias de los bancos son la principal razón que echa atrás a los españoles en edad de comprarse su primera vivienda: en torno a un 70% se quejó de ello.

Sin embargo, seis de cada diez personas también aseguraron no disponer de los ahorros suficientes para pagar la entrada, normalmente del 20 por ciento de la tasación de la vivienda o unos 30.000 euros de media en España en el 2007.

La mitad de los 2.000 ciudadanos de entre 26 y 45 años encuestados por Deutsche Bank dijeron que su nómina no les llega para pagar una letra de vivienda mientras que uno de cada cuatro arguyó no tener pareja para poder compartir los gastos.

A la pregunta de la opinión sobre los precios actuales del mercado, siete de cada diez dijeron que son demasiado altos, mientras que casi todos los restantes dijeron que se han estancado pero que aún son elevados, lo que indica que esperan que el precio de la vivienda baje en los próximos meses.

Según algunos expertos, el precio de la vivienda de segunda mano disminuirá este año, algo que no está tan claro con las casas de nueva construcción, ya que los analistas esperan que se mantenga o suba al ritmo de la inflación.

Deutsche Bank también preguntó a los encuestados si se animarían a comprar una casa con una hipoteca que ofreciera un tipo de interés de Euribor más 0,17 puntos, a lo que un 5% dijo que se lanzaría a comprarla, mientras que un 22% se lo plantearía y un 28% podría planteárselo.

Deutsche Bank condiciona esa hipoteca a la contratación de un plan de pagos protegidos (1 por ciento del capital prestado) y de dos seguros (vida y hogar), además de a la aportación de 3.000 euros anuales a un plan de pensiones o un fondo de inversión y a gastar otros 3.000 euros con tarjeta de crédito.

En caso de romper esas condiciones en alguna de las revisiones de tipos de interés anuales, Deutsche Bank penalizaría al cliente con 20 puntos básicos, es decir, que el diferencial pasaría del 0,17% al 0,37%.

Según la encuesta, un 45% de las personas que ya tenían una hipoteca paga un diferencial de entre el 0,50 y el 1,25%, mientras que dos de cada diez pagaban menos del 0,50%, otro 20 por ciento no sabía cuánto pagaba y en torno al 8 por ciento tenía contratado un interés fijo.

Fuente, el mundo.es sección vivienda

No hay comentarios: