El boom inmobiliario aún pervive en Baleares

Baleares vive en un mundo inmobiliario diferente al que vive el resto del territorio español. La isla de Mallorca no registra problemas a causa de la incertidumbre inmobiliaria que se extiende por todo el país. Sólo en las zonas de costa y los extrarradios de los núcleos existen algunos problemas de "absorción" de la oferta generada en los últimos años, que se ha encarecido al alcanzar ratios de 1.800 euros por metro cuadrado, lo que eleva el precio final a unos 300.000 euros.


Al menos, así lo afirma la consultora CB Richard Ellis (CBRE), que presentó en el Hotel HM Jaime III de Palma su 'Informe inmobiliario sobre Mallorca' correspondiente a 2007, así como algunas previsiones relativas al avance del mercado durante el presente ejercicio, y que detalló el delegado para las islas, Francisco Sánchez.

El consultor aludió a una "ralentización" en el segmento de la primera vivienda, que consideró "obvia y hasta necesaria", aunque matizó que una parte del enfriamiento de la demanda fue atendida en los últimos años por extranjeros que han fijado su residencia en Mallorca. Esa situación también está cambiando a causa del endurecimiento de las condiciones para acceder a préstamos hipotecarios.

Según Sánchez, en toda Baleares "no se ve ninguna promoción de más de 40 viviendas que esté parada" y, a pesar del descenso en las ventas, aseguró que el precio de la vivienda de nueva planta "no bajará nunca". Rechazó que los promotores inmobiliarios puedan reducirlo, mientras que el de las de segunda mano es el "único" que puede moderarse y, con algunos condicionantes, el de las oficinas.

En línea con lo que manifiestan los empresarios del sector, el representante de CBRE consideró que la Vivienda de Protección Pública (VPP) es "una de las alternativas" a la situación de enfriamiento de la demanda real que se registra. Consideró que "mal vamos" si finalmente el Govern opta por construir en suelo rústico, medida que consideró contraria a lo que dispone el Plan Territorial.

A 1.800 euros el metro cuadrado
Como referencia de los últimos precios llamativos que se han alcanzado en solares de Palma de Mallorca, Francisco Sánchez enumeró los 1.800 euros por metro cuadrado que se alcanzaron en zonas que "no son de lujo", como el Polígono de Levante, donde se realizaron dos operaciones en los últimos meses; a los 1.750 euros que se abonaron en Son Ferragut. Sin olvidar la subasta pública de suelo que ocupaba el almacén de Cimsa en es Rafal, que alcanzó los 1.720 euros.

Fuente y noticia completa en el mundo/vivienda.

No hay comentarios: