Tasacion de pisos, como saber el valor de un piso

Todos hemos escuchado alguna vez: "Mi piso me costó 20.000.000 y ahora lo podría vender por 30.000.000". Una afirmación gratuita y cuyo valor es mínimo si no se tiene detrás el informe de una sociedad de tasación. Esta realidad provocó que el pasado año en España se realizaran 124.325 valoraciones de viviendas, cuya finalidad, en la inmensa mayoría de los casos (91,7%), era la de constituir una garantía hipotecaría de préstamos

suvivienda.es ha asistido a una tasación en directo con Ignacio Gefaell Camacho, empleado de Tasamadrid (una de las cuatro principales empresas del sector en el país junto a Tinsa, Sociedad de Tasación y Tasaciones Hipotecarias) y experto a la hora de 'convertir' un inmueble en dinero contante y sonante. Nos desplazamos a un piso de nueva construcción de Sanchinarro del que ya se hizo una valoración hace unos meses, pero cuya dueña, Mari Carmen Vicario, quiere saber si su precio ha subido o ha bajado.

"El elemento fundamental de valoración es la superficie. Después, la localización y, dentro de esto, la ubicación en el entorno. Si estás cerca de una carretera o una vía de tren, baja el precio", indica Gefaell, un profesional de este sector que ya ha pasado por cientos de viviendas y que admite que en 20 minutos puede realizarse la tasación de una casa. En todo caso, apunta que "la valoración se hace por comparación. Este edificio tiene calidades altas, pero si todos tienen calidades altas, estás en la media, no sube su valor. Dentro del edificio influye la altura y el estado de conservación. La depreciación por antigüedad es lo más importante".

En cuanto al momento que vive el mundo de las tasaciones, Gefaell lo define como "de incertidumbre expectante". "Hemos notado desde el verano pasado el recorte hipotecario y nuestro volumen de trabajo han disminuido casi un 50%". De esta manera, se puede afirmar que la evolución de las tasaciones ha ido de la mano con el 'boom' inmobiliario. De las 65.831 que realizó Tasamadrid en 2000 se pasó a 146.382 en 2005. En 2007, la cifra ha caído a las 124.325.

En contra de lo que se puede pensar, los propietarios no suelen 'investigar' el precio de su piso para su posterior venta. En el 91,79% de los casos se utiliza el informe del tasador como un aval para pedir un préstamo bancario. Este estudio de valoración tiene una fecha de caducidad de seis meses y después pierde todo su valor. "Antes, este plazo era excesivo porque los precios subían muy rápido. Ahora, se han ajustado y es un periodo muy válido", afirma Gefaell.

"Menos hipotecas=Muchas menos tasaciones". Esta fórmula se cumple 100%, según Gefaell, que añade que "la valoración de viviendas hoy en día no sólo se hace para el mercado hipotecario sino también para asesoramiento: separaciones, reparto de bienes, herencias, etc., aunque para pedir préstamos es la principal motivación para solicitarla (91,7% de los casos)".

Actualmente, el sector no atraviesa por el mejor momento, pero ni mucho menos está en crisis. "En 1995-1996 se hizo una limpieza importante ya que había muchas sociedades en el mercado, muchos chiringuitos", dice Gefaell. Además, con la entrada en vigor de la norma ECO-805 hace poco más de un año se cerró este ajuste de empresas tasadoras.

Y si a usted le atrae la idea de ser tasador, tenga en cuenta que debe tener el título de arquitecto o aparejador. Pero también debe saber que estos trabajadores transmiten una imagen de seriedad absoluta y máximo respeto hacia los clientes. "La gente no nos dirige mucho la palabra". Entre las anécdotas que nos cuenta Gefaell destaca que a veces le han tratado de dar propinas monumentales y situaciones como que ha llegado a casas y uno de los dos cónyuges era desconocedor de su visita. Imagínense la escena: el tasador en medio de una discusión de pareja.

Como en toda entrevista a un experto inmobiliario, no podía faltar la pregunta que todo el mundo se hace: ¿Van a bajar los pisos? "La vivienda está ajustando su valor. Todavía no se ha producido una bajada, aunque la curva se está tumbando. Lo que sí se ha producido es un alargamiento tremendo del plazo de venta. En la nueva no influye porque tiene capital de grandes promotores detrás, pero en vivienda usada esto no ocurre. Hay determinada vivienda usada que ya está bajando", dice. En resumen, nada nuevo en este aspecto.

Si está pensando en valorar su casa tenga en cuenta que las tarifas que maneja Tasamadrid de vivienda individual dependen del valor de la tasación. Así, van desde los 125 euros en pisos cuyo valor vaya hasta 60.000 euros hasta los 350 si se trata de viviendas de 300.000 a 360.000 euros. En inmuebles que sobrepasen esta barrera, hay que aplicar la siguiente fórmula 350+0,062%.

Podeís ver el video en la web original de El mundo/vivienda

No hay comentarios: