Un estudio afirma que la vivienda en España está sobrevalorada en un 40%

Los pisos en España sobrevalorados en un 40%, según concluye un estudio del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana

Los responsables del informe explican, a través de un comunicado, que "España ha vivido un innegable 'boom' inmobiliario desde mediados de 1998 al que han contribuido numerosos factores, desde la emancipación de la generación del 'baby boom' a las restricciones de los mercados de alquileres y del suelo y, muy especialmente, la política monetaria expansiva que sufrida desde la llegada del euro".

El ratio que explica con mayor fidelidad el sobreprecio de las casas es la relación entre los precios de venta de las viviendas y el precio del alquiler.

A esta relación la han llamado PER, como en el lenguaje bursátil se denomina al número de veces que el beneficio neto de una empresa se encuentra incluido en el precio de cada una de sus acciones.

Con este indicador, desde el Observatorio se señala que a finales de 2007 los inmuebles españoles presentaban una sobrevaloración cercana al 40%, dado que el PER de la vivienda se situó en 32,2 frente a una media histórica, entre 1985 y 1999, de 19,5.

La subida ha resultado especialmente marcada durante los últimos diez años, periodo que coincide con ejercicios de fuertes reducciones en los tipos de interés.

Estos datos del PER de la vivienda pueden ponerse en relación con otros similares, tanto internos como externos. Así, el PER medio del Ibex 35 ha oscilado en 2007 entre 13 y 15, esto es, menos de la mitad que el de la vivienda.

En el contexto internacional, el PER de se ha incrementado notablemente durante los últimos años, todavía presenta una imagen muy inferior a la española. Así, a excepción de Mónaco, España es el país occidental con un PER más elevado en la vivienda.

Según los responsables del estudio, durante los últimos años los inversores han soportado rentabilidades del alquiler reducidas por la permanente escalada de los precios de la vivienda.

Así, los alquileres experimentarán "fuertes incrementos" en los próximos años, por la necesidad de los propietarios de compensar la menor revalorización de las viviendas en propiedad como activos. A su vez, el PER volverá a situarse en valores cercanos al 20%

Para evitar que este ajuste se produzca de forma brusca, desde el Instituto Juan de Mariana -una institución que se define como "independiente y dedicada a la investigación de los asuntos públicos"- cree que debería frenarse tanto el crecimiento artificial de la demanda como la contracción de la oferta por las restricciones actuales a la urbanización de suelo para la edificación.

El Observatorio concluye que "el precio tendrá que caer irremediablemente", hasta el punto de que "no hay que descartar un derrumbe".

Fuente: El mundo/vivienda

No hay comentarios: