Hipotecas: La crisis hipotecaria se debe a una conjunción de dinero barato y avaricia

El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, ha señalado hoy en Valencia que la crisis financiera se debe a la existencia durante los últimos años de "mucho dinero fácil, muy barato, y por la avaricia vinculada a las retribuciones de un negocio, sin importar lo que haya detrás". Ron ha subrayado que las entidades financieras tienen, en esta situación, que "aportar seguridad" en un entorno "hostil", además de advertir de "lo mal que pueden llegar a ir las cosas, pero diciendo también la forma de solucionar" los problemas.

El presidente del Banco Popular ha realizado estas declaraciones en el transcurso de una jornada para empresarios de la Comunidad Valenciana sobre "Empresa y liderazgo social", organizada por el Colegio Mayor Universitario La Alameda. A la jornada han asistido numerosos representantes del empresariado valenciano, entre ellos el presidente de la patronal autonómica Cierval, Rafael Ferrando -quien también dirige el comité organizador del acto-, así como la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

Ron ha asegurado tener la convicción de que la economía española "saldrá de la crisis", aunque cómo conseguirlo es algo que "se irá viendo" poco a poco. "El Popular superó la crisis del 93 gracias a que había generado unos colchones de liquidez que amortiguaron el impacto del no crecimiento y la morosidad", ha recordado el presidente de esta entidad, quien ha precisado que ese modelo de negocio ha cambiado y ahora "la banca se decanta por las inversiones".

Ángel Ron ha incidido en que la entidad que preside "ya dijo hace tres años que el modelo del ladrillo se acabaría", y ha recordado que el Popular decidió alargar el cumplimiento de los plazos de vencimiento de las deudas pese a las "críticas" que suscitó la medida, según ha reconocido. Asimismo, ha calificado de "demenciales" las hipotecas de alto riesgo o "subprime", basadas en conceder préstamos a "personas con dificultades para pagarlos" pese al riesgo que conlleva, lo que supuso "una espiral de avaricia, de retribuciones en el corto plazo que se rompieron por el aumento de los tipos de interés" acordado para frenar la "presión inflacionista" existente.

El presidente del Banco Popular ha repasado durante su ponencia la historia de la entidad, además de resaltar que en el ámbito de la empresa "un líder no debe fomentar la democracia interna, aunque sí tiene que recabar información de todas las esquinas". "Si las decisiones se toman por sufragio o por lo que digan algunos empleados, te cargas la institución", ha recalcado.

Fuente: Bolsa5.com

No hay comentarios: