Madrid y Barcelona, precios altos y mucha oferta

Así es, la crisis inmobiliaria aún no ha tocado fondo y la venta de pisos en Barcelona y en Madrid sigue costando, y mucho. Los precios han bajado ligeramente (o subido por debajo del IPC) pero esto no ha animado a los compradores ni a los promotores y constructores, por lo que se inicia poca obra nueva.

Esto, unido a la nueva subida del euribor de julio hace que la venta de casas en Madrid y Barcelona, sobre todo para quienes están más agobiados por las hipotecas sea un auténtico calvario.

Con las previsiones económicas del gobierno, todo hace prever que el precio de los pisos continuará bajando los próximos meses, y, conforme se agudice la crisis, mayores serán las rebajas. En diciembre se espera una bajada del euribor, pero será insuficiente para animar el mercado.

No hay comentarios: