Dejar de pagar hipoteca ¿que ocurre?

dejar de pagar hipoteca que pasa ocurre
La situación financiera y de empleo en nuestro país hace que para muchas familias afrontar el pago de una hipoteca (lo último que se deja de pagar) sea una tarea harto complicada, muchas personas se plantean el dejar de pagar la hipoteca pero ¿que ocurre si lo hacemos? ¿que consecuencias tiene dejar de pagarla? ¿estaremos en paz con el banco al hacerlo? la respuesta no es tan sencilla cómo muchas personas creen, aquí van algunas claves sobre este hecho.

Dejar de pagar las cuotas de la hipoteca es una decisión que acarrea multitud de problemas, el banco te irá recordando mes a mes que debes las cuotas, primero de forma cordial pero poco a poco irá subiendo el tono hasta pasar el asunto al juzgado y proceder a la subasta publica de tu vivienda, olvidate de pensar que un banco tiene corazón y se va a apiadar de tu situación, por ello, recomendamos no dejar de pagar la hipoteca ya que además, la subasta de tu casa no garantiza que tu deuda esté saldada, si se vende por debajo de la deuda, del resto de la deuda respondes de forma personal con el resto de tus bienes y sobre todo, de tu nomina, es decir, seguirás trabajando para pagar una deuda de una casa que ya no tienes

Soluciones para pagar la hipoteca:


Habla con tu banco antes de convertirte en moroso, a ellos no les interesa tampoco un cliente moroso, buscareis soluciones conjuntas, cómo alargar el plazo de la hipoteca, periodos de carencia (sólo se pagan intereses), etc, si no pagas, tendrás intereses de demora, altísimos, que harán que tu deuda sea cada vez mayor y más dificil de solucionar.

Plazos de actuación del banco y juzgado ante un impago

Durante el primer mes tras no pagar el primer recibo de tu hipoteca el banco te llamará para descartar que se haya producido un descuido o error por ambas partes. Sólo tienes que abonar la cuota de tu hipoteca más los intereses de demora por los días de retraso terminará el problema. (no dejes pasar más meses)

entre el 2º y 5º mes si acumulas entre 2 y 5 meses de impago el banco realizará todas las gestiones posibles para que pagues. si no lo consigue te citará para negociar cambios en tu hipoteca. te pedirá propuestas para pagar menos y estudiará su viabilidad tratando de llegar a un acuerdo. Alargar el plazo de la hipoteca o pagar sólo intereses durante un tiempo son las alternativas más usadas. Si has llegado aquí, ya tendrás intereses de demora por algunos meses por lo que tu deuda será algo mayor

durante este periodo también se produce un hecho importante en el banco: si no pagas la entidad debe provisionar en su cuenta de resultados tu deuda, es decir, debe reservar un dinero equivalente a tu crédito según la normativa del banco de españa. el dinero no sale del banco, pero digamos que queda congelado y en ese momento pasas a ser un problema para el banco, cuando antes eras sólamente una molestia

Al sexto mes de no pagar tu hipoteca aproximadamente al medio año y una vez que te hayan hecho requerimientos por escrito sin cambios por tu parte, el banco ya ve difícil la recuperación del préstamo por cauces ordinarios. por eso, la entidad pide la ejecución de tu hipoteca, que no es ni más ni menos que solicitar al juez que active las garantías que firmasteis ante notario cuando suscribisteis la hipoteca. aquí aún puedes poner fin al problema si pagas lo adeudado más los intereses de demora, que cada vez serán mayores

tras un año o año y medio el juzgado fija una fecha para la subasta de tu vivienda. hasta casi la fecha de la subasta de tu vivienda puedes abonar la deuda con los intereses correspondientes de demora (que a estas fechas ya serán considerables) y acabar con el proceso pero si no lo haces llegarás a un momento crítico y doloroso: se subastará tu casa y tendrás que dejarla.

¿y una vez subastada mi casa? ¿que ocurre?

si se vende la vivienda durante estos procesos, pueden darse dos casos:

1) que el dinero obtenido sea superior a la deuda más los gastos: en este caso el banco liquidará, cobrará y te devolverá el dinero sobrante

2) que no se cubra lo adeudado: el banco se queda con lo conseguido pero tú aún tienes una deuda pendiente de saldar con tu banco, que irá tras de ti y lo más importante, también tras tus avalistas en caso de que hubieras utilizado esta figura para firmar tu hipoteca. en este proceso, el juez debe determinar cómo se procede al pago de la deuda restante. aquí puede decidir embargarte otros bienes que poseas, los de tus avalistas, parte de tus nóminas, etc. el objetivo del banco será recuperar el dinero que te prestó que que con la venta de la vivienda aún no ha recibido


Este articulo ha sido elaborado y obtenido de nota de prensa de Idealista.com Hipoteca.

No hay comentarios: